La CNDH omisa ante esta pandemia

CDMX a 15 de abril de 2020 (Maya Comunicación).- La Senadora Kenia López Rabadán y la Secretaria de Asuntos Internacionales del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Mariana Gómez del Campo Gurza, calificaron de incongruente, obscura y negligente la respuesta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), a la queja que interpusieron en contra del gobierno federal, por la falta de pruebas suficientes para detectar el Covid-19 en México.

“La resolución de la CNDH se limita a concluir la queja por, supuestamente, no existir materia, toda vez que, según el organismo, las autoridades involucradas se encuentran brindando la atención que la problemática requiere”, acusaron las panistas.

Dicha resolución no cumple con los requisitos de fundamentación, congruencia y exhaustividad que deben contener las resoluciones de cualquier autoridad, lo que es altamente negativo, señalaron.

Cabe destacar que ambas panistas, el pasado 31 de marzo  solicitaron se emitiera la recomendación respectiva y se dictaran medidas cautelares, pues existe lo que comúnmente se conoce como “peligro en la demora”, ya que argumentan nos encontramos ante daños de difícil e incluso de imposible reparación.

Lo anterior, ya que de continuar la omisión de realizar las pruebas suficientes para detectar contagios de COVID-19, se está afectando el derecho a la salud y se pone en riesgo el derecho a la vida de la población.

A la CNDH se le expusieron una serie de presuntas violaciones a los derechos humanos a la salud e inclusive a la vida de los mexicanos, sin embargo, la actuación de la institución garante en derechos humanos únicamente se limitó a solicitar un informe a la Secretaría de Salud, en donde -ella misma, la autoridad señalada- contesta que no ha violado ningún derecho humano.

“Nuestra institución protectora de derechos humanos, básicamente, se limitó a solicitar un informe burocrático  a la Secretaría de Salud y no a realizar un estudio profundo y técnico de las cuestiones planteadas y los derechos vulnerados, lo cual es lamentable, ya que la CNDH se muestra omisa, paralizada y peor aún se vuelve cómplice del Ejecutivo Federal”, apuntaron.

Es importante destacar que México en comparación con otros países está entre los que menor número de pruebas realiza a su población. Esto nos acerca a la India, la segunda nación más poblada del mundo y posicionada entre los peores países en términos de dichas pruebas. Por su parte, países como Australia o Canadá, realizan en promedio 76 y 57 pruebas, respectivamente, por cada una que se realiza en nuestro país.

Las panistas advirtieron que la resolución de la CNDH contradice lo señalado por la Organización de las Naciones Unidas sobre la necesidad de detectar todos los casos del coronavirus mediante la mayor cantidad de pruebas médicas.

El número de casos globales por Covid-19 se acerca a los dos millones de personas y a la fecha, han fallecido 123 mil más en el mundo. Recordaron que entre las recomendaciones de la autoridad internacional está el hacer pruebas médicas pues el aislamiento social no es suficiente para extinguir la pandemia.

Esta contingencia sanitaria ha puesto a prueba a la CNDH, y ha sido reprobada, ya que no ha cumplido con su obligación constitucional de estar en la primera línea de defensa de los derechos humanos para que quienes viven en México, tengan acceso efectivo a pruebas diagnósticas, medicamentos y equipo médico para enfrentar el Covid-19, es decir un espacio de justicia para los más de 125 millones de mexicanos.

Finalmente, exigieron a la CNDH no seguir desgastando la autoridad moral de la institución, que demuestre su responsabilidad ética y trabaje en favor de los mexicanos, no para el gobierno en turno.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario